EXPERIENCIAS DEL CAMPO COLOMBIANO: Una vivencia de estudiantes de Ingeniería Ambiental con las comunidades en torno a un cultivo ancestral recuperado: la quinua.

Actualmente somos estudiantes de noveno semestre de Ingeniería Ambiental de la Universidad El Bosque. Nuestra participación en proyecto PECOLO, inició por medio del Semillero de Desarrollo Rural Sostenible, vinculado a nuestro programa académico, donde de manera voluntaria decidimos participar en la realización de diferentes actividades, orientadas a profundizar en el estudio de los cultivos andinos colombianos, por las comunidades que los cultivan, el beneficio nutricional de los mismos y la necesidad de ampliar su cultivo y consumo.

El caso estudio se centró en una zona rural a unos 125 kilómetros al noreste de Bogotá, territorio de pequeños productores, en el municipio de Tuta – Boyacá y sus alrededores, donde se decidió trabajar con los agricultores en diferentes aspectos referentes al cultivo de quinua (Chenopodium quinoa), tales como dar a conocer características físicas de la planta, contenido nutricional, beneficios en la salud, buenas prácticas agrícolas (BPA) durante el cultivo y transformación de este producto para su consumo. Durante el proceso de trabajo de campo, se realizaron actividades conjuntas con agricultores, habitantes de zonas urbanas y autoridades municipales, con los cuales se discutió varios aspectos de cadena agroalimentaria, a través de los cuales se logró corroborar una baja producción, autoconsumo y comercialización de quinua en la región. Frente a este panorama, se evidenció, también, como gran parte de la cadena de valor del producto (agricultor, intermediarios, consumidor final) cuentan con muy poco conocimiento respecto al potencial de este alimento, lo cual hace que surja la necesidad de realizar actividades teórico-prácticas.

Asistentes a la capacitación realizada en el casco urbano del municipio de Tuta, Boyacá.

Para contribuir a superar estas limitantes con que cuenta el cultivo de quinua en esa región, se decidió, realizar talleres de capacitación con la comunidad, en los cuales se identificó que gran parte de los asistentes no conocían aspectos básicos, como por ejemplo su gran aporte nutricional; esto, despertó un alto interés entre ellos, principalmente en las mujeres, lo cual los llevó a manifestar su agradecimiento y conformidad, comprometiéndose a incorporar este alimento en su dieta alimenticia diaria y además a fortalecer el mercado local en el municipio, incentivando su siembra y su consumo.

Lavado de quinua por parte de una madre líder comunitaria de la vereda La Hacienda, Tuta – Boyacá.
Lavado de quinua por parte de una micro-empresaria ante madres comunitarias.

Esta experiencia significó para nosotros como estudiantes y futuros ingenieros ambientales, la posibilidad de trabajar directamente con una comunidad, poniendo en práctica habilidades investigativas y comunicativas que muchas veces no se pueden trabajar en un aula de clase, sino en este tipo de trabajos en campo. Teniendo en cuenta esto, es importante poder replicar actividades de esta misma naturaleza por parte de las academias para garantizar una formación integral del estudiante que no deje de lado el componente social.

Entrega de productos elaborados a partir de quinua a asistentes a la capacitación, vereda La Hacienda. Tuta – Boyacá.
Alistamiento de las comidas traídas para la degustación por parte de los asistentes a la actividad en el casco urbano de Tuta, Boyacá.

Finalmente, consideramos importante reconocer el sector rural y los cultivos andinos como un tema de gran relevancia para las localidades y para la nación, pues la riqueza de la biodiversidad no es reconocida, estudiada y aprovechada de manera sostenible, es decir, desde el punto de vista, ecológico, social y económico, y por lo tanto las comunidades no se benefician de esta riqueza natural, aspectos que debemos empezar a considerar como futuros profesionales.

Texto y fotografías por

Bryan David Niño Colmenares y Sofía Paz Vileikis

IX semestre de Ingeniería Ambiental – Universidad El Bosque

Semillero de Desarrollo Rural Sostenible